Manuel Almunia Rivero comenzó su carrera deportiva en el filial del Osasuna. Con 22 años salió de dicho filial a buscar oportunidades, pasando por varios equipos como: Cartagena, Sabadell, Eibar, Recreativo de Huelva, y Albacete. Con estos dos últimos equipos pudo jugar en la primera división de España. Tras su buena campaña en el Albacete fue fichado por el Arsenal de Arsene Wenger con 27 años.

Almunia fichó por el club Inglés en la temporada 2004-2005, una nueva ciudad, un nuevo club y un acogedor hogar, o eso pensaron los protagonistas de esta terrorífica historia. Almunia y su mujer vivieron casos paranormales en su nueva casa en Inglaterra. El portero español se mudó a una casa donde antiguamente se encontraba un hospital psiquiátrico. Desde el primer día comenzaron a notar que pasaban cosas extrañas en aquella casa, escuchaban ruidos, se encendían los electrodomésticos, una minicadena que de madrugada se escuchaba a todo volumen o ruidos de cadenas arrastrando por el suelo…

La aparición más preocupante para Almunia y su mujer ocurrió de madrugada mientras el portero dormía. Su mujer se percató que junto a su marido, a los pies de la cama, se encontraba un monje con un candil encendido. Su mujer gritó y despertó al guardameta, cuando despertó ese monje siniestro encorvado había desaparecido.

Estos hechos afectaron mucho a la pareja, tanto es así que el propio Arsene Wenger tuvo que dar unos días libres para el guardameta español. Almunia fue futbolista del Arsenal durante 8 temporadas, tras un breve paso por el West Ham, se marchó al Watford donde tuvo actuaciones memorables. El 27 de agosto de 2014, el portero español nacionalizado inglés iba a fichar por el Cagliari italiano pero en la pruebas médicas le detectaron problemas cardiacos. Anunció su retiro del fútbol a los 37 años. Actualmente es entrenador de portero del Al Jazira, equipo que enfrento al Real Madrid en el mundialito de clubes.

Compartir: