Kamel Zeroual es el aficionado que cumplió su sueño tras marcar un gol de saque de honor. El hombre de 36 años recorrió casi 2000 kilómetros en bicicleta entre las ciudades francesas de Arles y Amiens para recaudar fondos por las personas discapacitadas.

Por ese bonito motivo el Olympique de Marsella en modo homenaje le concedió el placer de hacer el saque de honor. El aficionado, después de intercambiar unas palabras con el árbitro, corrió hacia la portería para marcar el gol que soñó toda su vida y celebrarlo con lágrimas.