Ya es una realidad. Diego Costa retorna a La Liga Santander y en concreto a su amado club, el Atlético de Madrid.

Tras un verano intenso y muchas especulaciones sobre su futuro, lo cierto es que ya ha llegado a la capital de España para su propio alivio y consigo, el de toda la parroquia rojiblanca.

Diego Costa viene para rejuvenecer al equipo y dotarlo de más energía aún si cabe, esa energía suya que sirve para contagiar al resto y que permite soñar a todo aficionado atlético con ganar esa tal Champions League que tanto se le resiste al conjunto madrileño.

Y es que es imposible recordar con una sonrisa de oreja a oreja, aquella Liga de 2014 y esa final de Champions en la que el jugador de Lagarto fue tan importante para alcanzarlas.

Costa viene para ganar con el Atlético con esa garra que le caracteriza y que le ha hecho llegar hasta lo más alto.

La pieza que le faltaba al Cholo era este jugador y es que la ecuación es muy sencilla. CHOLO+COSTA=TÍTULOS.

Y al final todos contentos, Simeone ya tiene lo que quería y el jugador está donde quería estar.

Ahora solo queda esperar que la ecuación funcione. Veremos qué es lo que pasa al final de temporada.