El Milan de los holandeses

A lo largo de su historia, el club rossonero tuvo auténticos equipos de leyenda. Pero esta de la que hoy vamos a hablar, comandada por Don Arrigo Sacchi desde el banco y el gran Marco Van Basten en la punta de ataque, es grandiosa.

La orquesta del director Sacchi la encabezaba Gali en portería, para dar paso a una defensa, que aún a día de hoy, sigue siendo de lo mejor que hayamos visto. Esta defensa, la formaban: Tassoti por la derecha y el legendario Paolo Maldini por la izquierda, con Baresi y Costacurta jugando en el centro de la zaga.

Si legendaria fue su línea defensiva, inigualable la medular. En su centro del campo nos encontramos a Frank Rijkgard y Ancelotti. Teniendo a Evanni a la derecha y Donadoni por la izquierda.

Llegando al ataque nos encontramos con nada menos que Gullit y un poco más adelantado, Marco Van Basten.  ¡Espectacular!

El Milan de los holandeses, como se conocía a este equipo, está considerado como uno de los cinco mejores equipos de todos los tiempos.

Lo que condujo este equipo a la fama fue que rompió el típico molde del fútbol italiano. El cual se caracterizaba por un cerrojazo. Los de Sacchi empezaron a jugar en campo contrario, con defensa en zona y presión adelantada. Lo que era, algo inusual en Italia.

En la primera temporada, se alzaron con el scudetto (liga italiana) y la supercopa. Conquistando al año siguiente Europa.

Los rossoneros se dieron un paseo triunfal por el viejo continente. Para alzarse con el trofeo de capeón de Europa, después de endosarle un contundente 4-0 al Steaua de Bucarest. Marcarían Gullit y Van Basten por partida doble.

Volverían a revalidar dicho trofeo a la siguiente temporada. Además, de una supercopa de Europa y la ya extinguida Copa Intercontinental (En la actualidad, mundial de clubs)

La era de Sacchi y la del mejor AC Milan de la historia, acabaría una temporada más tarde, al quedar fuera de Europa en Marsella.

Fue un partido extraño. Los rossoneros habían empatado  1-1 en su feudo, y en la vuelta, cuando caían por 1 gol a 0, gran parte del Velódromo marsellés se quedó a oscuras. El encuentro fue suspendido temporalmente. Pero Arrigo Sacchi, se negó a salir de nuevo, lo que provocó la eliminación automática del Milan. Provocando a su vez, la marcha del técnico.

El AC Milan viviría en el futuro años brillantes de nuevo. Volvería a tener plantillas de infarto, pero lo de este equipo de los holandeses, será imborrable de la mente de todos los aficionados al fútbol. No sé si será el mejor Milan de todos los tiempos. Pero para mí, fue el mejor Milan de la historia.

 

Compartir: