Artículo de; Ángel Herrera

Durante la celebración de su cumpleaños número cincuenta (50) el ex delantero de la selección de Inglaterra y del FC Barcelona, Gary Lineker confesó el momento más bochornoso que vivió durante su excelsa carrera como futbolista: Se defecó encima en pleno partido ante Irlanda en la copa del mundo que se disputó en Italia en 1990.

“No me encontraba muy bien al descanso. Traté de hacerle una entrada a alguien, me estiré, me relajé y hmm… Tuve suerte de que había llovido y pude hacer algo al respecto pero fue embarazoso” Resaltó el legendario ariete inglés a la cadena BBC; Además relató que intentó disimular el hecho ocurrido tratando de frotar con el césped como si fuese un perro para intentar limpiarse y hacer como si nada hubiese ocurrido.

Luego de que sus rivales se percataron de lo que le había ocurrido a Lineker ningún jugador de Irlanda se acercó a marcarle durante todo el partido.
Cabe destacar que luego de que sus rivales se dieran cuenta que Lineker se había cagado encima ninguno se acercó a marcarle férreamente como había sido desde el pitazo inicial del compromiso.

Curiosamente, desde ese año Inglaterra jamás ha llegado tan lejos en una Copa del Mundo.