En el último minuto del España – Irán se vio la imagen más surrealista de lo que llevamos de mundial. Prácticamente se cumplía el añadido e Irán tenía una oportunidad para empatar el partido con un saque de banda en largo, el jugador Milad Mohammadi miró al cielo y antes de sacar, da una voltereta para el asombro de todos, no le sale bien, se disculpa y la pasa en corto.

Con ustedes el mejor no saque de banda de la historia: 

Compartir: