El supermartes de la Euroliga: la fina línea entre el fracaso del Barça y la hazaña del Real Madrid

Noticias

Ante Efes y Zenit, blancos y azulgrana se juegan su presencia en la Final Four en una jornada con tres quintos partidos, lo que nunca antes. Jasikevicius echa de menos a un desaparecido Mirotic y Laso podría contar con Tavares

Será un martes para el recuerdo, para la historia de la Euroliga, una competición golpeada que recupera en la cancha lo que le arrebató la pandemia. El curso pasado tuvo que echar el candado mientras que, de una u otra forma, otros lograban continuar. Lo hizo la ACB, la Champions, la NBA… Pero Jordi Bertomeu tuvo que renunciar a una Final Four en la que se proyectaba el renacimiento del Barça, la pujanza del Real Madrid, el poderoso Efes… Todo ese atractivo, con un año de restraso, como guiño del destino, se concentra en un inesperado supermartes de mayo, en tres quintos partidos en unas horas. Lo que nunca antes.

Fue la cancha la que se encargó de hacer añicos los pronósticos y las inercias. Todos menos uno, claro. En Colonia aguarda ya el CSKA de Moscú. Pero eso no es noticia: ha disputado 17 de las últimas 18 Final Four (aunque ‘sólo’ logró ganar cuatro, entre ellas la última en Vitoria 2019). Porque, ¿quién iba a pensar…? El Barcelona no presenta ningún lesionado, fue el mejor equipo de la temporada regular en la Euroliga, no se le fugó ningún jugador a mitad de temporada -más allá del ‘despido’ de Thomas Heurtel, por el que llegó Leo Westermann-, añadió a Pau Gasol, nada menos… Y se está enfrentando en cuartos de final, con ventaja de campo, al ‘novato’ Zenit que no cuenta con dos de sus pilares, Gudaitis y Ponitka… El Real Madrid se coló in extremis en cuartos, en una última jornada en la que ya avisó de heroicidades precisamente en Estambul, tumbando al Fenerbahçe. Avanza entre inoportunas y mal gestionadas huidas (Campazzo, Deck…), lesiones graves (Anthony Randolph hasta el próximo curso) y contratiempos: Tavares apenas participó en el primer duelo ante el Efes y Trey Thompkins acabó cojeando el último. No puede contar con su último refuerzo, un Vicent Poirier fichado después del cierre de inscripciones en Euroliga. Y enfrente tiene al temido grupo de Shane Larkin y Vasilje Micic, que le zarandeó de mala manera en los dos primeros partidos de la serie…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts