En Mestalla suena otra sintonía desde que comenzó la nueva campaña. Con Marcelino manejando las riendas del equipo, el ambiente en el feudo che es distinto a la pasada temporada y el aficionado valencianista lo refleja llenando el campo. Los ánimos de la grada valencianista están en creces y su equipo, el Valencia, despunta. Una plantilla de jugadores confeccionada por el técnico asturiano, que sabe lo que quiere y necesita para que su estilo fluya, está plantándole cara a los grandes de España y se está catapultando a Europa. El Valencia se encuentra en el tercer puesto, con 40 puntos y a sólo dos del Atlético de Madrid con 42, segundo clasificado.

El equipo de la ciudad del Turia encadenó 15 partidos sin ser derrotado hasta que perdió en El Coliseum ante el Getafe de Bordalás, recién ascendido está temporada, y también, se mantuvo invicto en casa hasta la jornada 17, que cayó 0 – 1 ante el Villarreal de Javi Calleja, con gol de Carlos Bacca, el jugador exsevillista.  El cuadro ché ha empatado en cuatro ocasiones, tres de ellos han sido contra los dos primeros clasificados, Barça y Atletico de Madrid, y el cuarto clasificado, el Real Madrid que no atraviesa su mejor temporada liguera, siendo una de las peores de su historia, a 19 puntos del primer clasificado. Los encuentros contra los de la capital no se hicieron esperar y llegaron en la segunda y tercera jornada de La Liga, dejando un 2 – 2 en el tanteador contra los merengues y un partido sin goles frente a los colchoneros. Ante los blaugranas el resultado fue de 1 – 1. En definitiva, el Valencia de Marcelino Garía Toral carbura como ensueño, recordando las hazañas que consiguió aquel equipo dirigido por Rafa Benítez durante tres temporadas.

 

El estilo de Marcelino

La principal causa de este buen Valencia es el acierto con el entrenador, pero también los refuerzos de verano, el resurgimiento de Zaza y la buena forma en la que está Rodrigo en su faceta goleadora, la efectividad defensiva y las buenas actuaciones de Parejo y Soler en la medular, junto a Guedes, Kondogbia o Pereira. El asturiano llegó al equipo para conseguir lo que está consiguiendo, alzar al conjunto che a los puestos y nivel que se merece. Uno de los requisitos para el fichaje del entrenador asturiano, la directiva valencianista puso en manos de Marcelino la elaboración de la plantilla para que se amoldase a su fiel estilo 4 – 4 – 2, que proporcione equilibrio entre defensa  y ataque, en una filosofía de juego donde todos atacan y todos defienden.

Marcelino García Toral no es un entrenador que ronda en el pensamiento de los equipos grandes, pero es uno de los técnicos más efectivos de España. El gijonés ha conseguido hazañas en el Recreativo de Huelva, en el Zaragoza, Racing de Santander y sobre todo, en el Villareal donde se constató la brillantez de su filosofía de juego. Al técnico che le gusta jugar con “todos al ataque y todos defendiendo” buscando el equilibrio del equipo, creando jugadas combinativas y de estrategia para hacerse con el dominio del cuero mediante la creación de espacios y apertura del campo. Además, se decanta por equipos atrevidos que sepan jugar al contraataque y romper las líneas defensivas rivales, es aquí donde entra uno de los fichajes promesas de este año Gonçalo Guedes, y defensivamente establece un juego posicional. En definitiva, un entrenador estricto que impregna a su plantilla su filosofía de juego y que ha conseguido, que un equipo grande como el Valencia resurja de sus cenizas.

Fuente: OneFootball Español / Marcelino dando órdenes desde el banquillo, en uno de los encuentros durante esta temporada

 

 

Las piezas del Valencia

El equipo de la ciudad del Turia recargó la pólvora de su artillería en verano, llegaron jugadores como Kondogbia, Guedes y Pereira, y este invierno Vietto y Coquelin. El trío de fichajes de verano, ha participado como titulares en más de la mitad de encuentros está primera vuelta, junto a Soler y Parejo, quienes ya estaban el año pasado en las filas del club blanquinegro.

Entre ellos,  Parejo es un fijo en el once de Marcelino, emana el equilibrio entre defensa y ataque y se ocupa del engranaje del juego valencianista, mientras que el canterano Soler ha conseguido hacerse un gran hueco en la primera plantilla del Valencia con el aterrizaje del nuevo técnico.  En materia de fichajes, el fránces  Kondogbia proporciona vertiginosidad en la medular y aprovecha su velocidad, para plantarse en carrera con balón y poder abrir a banda a Guedes o dejarle el balón a Rodrigo, Zaza o Mina para que lo envíen al fondo de la red. Después, encontramos al brillante Gonçalo Guedes que se ha ganado a la afición valencianista con sus actuaciones de desborde y desequilibrio en banda.

Fuente: El Desmarque Valencia / Una de las alineaciones de Marcelino esta campaña

 

El Valencia de Europa

En resumen, el Valencia tiene su puzzle completo y preparado para afrontar la segunda vuelta, habiendo cerrado la primera con un balance más que positivo. La plantilla valencianista ha disputado 19 partidos cosechando 12 victorias, cuatro empates y tres derrotas. El Valencia deberá mantener la dinámica positiva si quiere participar en la Champions League el curso siguiente, pero con Don Marcelino Garcia al volante parece que un puesto en Europa lo tendrán asegurado. El Valencia cerrará el mes de enero y abrirá febrero con dos encuentros contra rivales directos: Real Madrid y Atlético de Madrid. Ambos partidos tienen peso europeo, ya que la disputa de las plazas segunda, tercera y cuarta está disputada entre ellos, más el Sevilla que acecha en el rebufo de los merengues.

Vivos en Copa del Rey

Está tarde a las 19:00h se enfrentarán el Valencia de Marcelino contra el Alavés de Abelardo en Mestalla. La pasada campaña el “Glorioso” Alavés se proclamó subcampeón de está competición, siendo apeado en la final ante el FC Barcelona. En esta ocasión, el conjunto vitoriano se enfrentará en cuartos de final ante un Valencia que viene pisando fuerte está temporada y con hambre de llevarse algún título. La vuelta se jugará en Mendizorroza el 24 de enero.

Fuente: Getty Images / Guedes disputa el balón ante Carlos Vigaray

 

Compartir: