El jugador del Betis la vuelve a liar con su sentido del humor esta vez lo ha tocado a su antiguo presidente Lopera.

El jugador verdiblanco lo imita a la perfección con su toque de arte. Lopera y Joaquín tenían una relación de amor odio como ha comentado el jugador gaditano en varias ocasiones, sobre todo cuando estuvo a punto de venderlo a Albacete cuando muchos equipos de Europa lo querían en sus filas. Con este gesto se ve que lo que paso en el pasado se quedo en el pasado.