Cuando tenía apenas veinte años de edad, el delantero sueco del Celta de Vigo John Alberto Guidetti sufrió uno de los peores momentos de su carrera como futbolista profesional justo cuando empezaba a despuntar en el Feyenoord de la liga holandesa, al salir a celebrar su vigésimo cumpleaños con su novia y amigos en un restaurante donde ingirió una hamburguesa que casi le hace abandonar los terrenos de juego de por vida. Si amigos leen bien, John Guidetti casi se retira por culpa de una hamburguesa

Al principio todo parecía indicar que el sueco padecía una gastroenteritis por lo que fue dado de baja por el club durante diez días, sin embargo cuando intentó reincorporarse a la actividad física sintió la pierna izquierda entumecida por lo que los preparadores del equipo lo enviaron a realizar ejercicios de calentamiento en una bicicleta estática los cuales no pudo llevar a cabo y al momento de vestirse se cayó, siendo enviado rápidamente al hospital más cercano donde descubrieron que un trozo de pollo en mal estado le había causado una fuerte infección que le afectó el sistema nervioso produciendo que los músculos de su pierna izquierda estuviesen muy deteriorados y estuviese de baja por dieciocho meses.


Muchas personas dieron por terminada la carrera del sueco pero gracias a su constancia, esfuerzo y dedicación se recuperó exitosamente para seguir perforando las redes rivales bien sea en su club o con la selección de su país donde está llamado a tomar el testigo de Zlatan Ibrahimovic.

El jugador Sueco que se siente español y gallego, esto último dicho por el mismo está haciendo una brillante temporada en el Celta de Vigo.

#ReseñaAngelHerreran