La Premier League es una de las ligas que más extranjeros alberga en el mundo.

Todos los futbolistas sueñan algún día con jugar en la élite de Inglaterra, sin duda, la liga más competitiva y atractiva para la mayoría. Algunos grandes jugadores lograron fichar por los mejores equipos de la Premier League, pero su rendimiento no fue el deseado, y su estadía en dichos equipos fue efímera. Hoy en Masquefootball repasaremos algunos de los jugadores que tuvieron un paso frustrado en Inglaterra y dónde juegan actualmente.


Mohamed Salah (Del Basel al Chelsea)

El egipcio llegaba al club londinense luego de haberlo enfrentado en la Liga de Campeones 2013/2014, y de haberle marcado dos tantos. Fue entonces cuando Román Abramóvich decidió hacerse con sus servicios, ya que Juan Mata dejaba el Chelsea para unirse al Manchester United, y José Mourinho había puesto el ojo en Salah. Por aquel entonces, no era una estrella del fútbol, pero era internacional con Egipto y una pieza fundamental del Basel. En Chelsea no gozó de suficientes oportunidades y finalmente acabó siendo cedido en dos oportunidades (Fiorentina y Roma) sin poder demostrar todo su potencial.

Actualmente: Regresó a la Premier League a demostrar todo lo que en Chelsea no le permitieron. Es el máximo goleador del Liverpool en la temporada con 26 tantos, además, se dio el gusto de marcarle a su ex equipo, al cual decidió no celebrarle el gol por respeto. El conjunto red lo compró en 40 millones de euros y su valor hoy es de más del doble.

Kevin De Bruyne (Del Genk al Chelsea)

El belga tenía tan sólo 21 años cuando los Blues pusieron el ojo en su joven talento y potencial. Lo adquirieron el 30 de enero de 2012 y decidieron enviarlo cedido al Werder Bremen, donde tuvo una temporada asombrosa, marcando 10 tantos en 34 encuentros y siendo pieza clave del equipo alemán. Su futuro en Chelsea parecía prometedor, pero no fue así. En el conjunto dirigido por Roberto Di Matteo y más tarde por Rafael Benítez, apenas disputó 10 partidos en casi 2 años y tras pocas oportunidades, regresó al fútbol alemán, para ser jugador del Wolfsburgo.

Actualmente: De Bruyne es una de las máximas figuras del Manchester City de Guardiola. El volante ofensivo está por conquistar la Premier League con el club ciudadano y al igual que Salah, le convirtió un gol a su ex equipo, con la diferencia que lo celebró de manera eufórica, quizás por no haber sanado su paso frustrado por el Chelsea.

Andy Carroll (Del Newcastle al Liverpool)

El centrodelantero inglés tenía apenas 22 años cuando ya era toda una sensación en la Premier League. Su participación en la Eurocopa 2012 y su gran actuación en Newcastle, marcando 33 tantos en 84 encuentros, hicieron que el Liverpool pusiera la lupa en él. Finalmente los Reds pagaron la ficha de Carroll en 40 millones de euros, la compra más cara de la historia del equipo en ese entonces, para que pudiera reemplazar a Fernando Torres, quien recientemente había fichado por el Chelsea. Las actuaciones de Carroll no fueron suficientes y finalmente debió abandonar el equipo para fichar al año siguiente por el West Ham. La curiosidad es que en el mismo mercado que el Liverpool pagó 40 millones por Carroll, compró a Luis Suárez en 26 millones para que sea suplente. Fue finalmente el uruguayo quien terminó siendo el goleador y una de las máximas figuras del equipo.

Actualmente: Andy Carroll continúa en el West Ham, donde es goleador del equipo, aunque su carrera dilatada ya no le permite ser tenido en cuenta en la Selección de Inglaterra, donde Harry Kane tiene todos los boletos para ser el 9 titular e indiscutido.

Robinho (Del Real Madrid al Manchester City)

Robinho lucía en el Real Madrid y era una de las máximas estrellas del conjunto merengue cuando el Manchester City decidió pagar 42 millones de euros para mejorar su aún joven plantilla. Aunque el comienzo del brasileño en el club ciudadano fue prometedor, algunas lesiones y altibajos fueron mermando en su rendimiento futbolístico. En su segundo año en el City, fue el jugador mejor pago de toda la Premier League, esperando una motivación por parte del jugador que nunca apareció. Tras una pelea con Roberto Mancini, técnico que asumía recientemente al equipo, tuvo que abandonar al Manchester. Su nivel era tan bajo que no le alcanzó para fichar por ningún club europeo de élite y decidió volver a su tierra natal, para jugar en el Santos.

Actualmente: Luego de regresar a Europa y de volver a Brasil, Robinho sentó base en el Atlético Mineiro, club que actualmente goza de grandes campañas en el fútbol de su país. Pese a ser uno de los pocos jugadores que volvió a América y logró destacarse como para regresar al continente europeo, no parece que pueda repetir esa hazaña. Con 34 años, su larga trayectoria en la Selección de Brasil y en varios equipos parece estar llegando a su fin.

Ángel Di María (Del Real Madrid al Manchester United)

Otro jugador que lucía en el Real Madrid y emigró a la Premier League fue Ángel Di María. El volante argentino era una de las máximas estrellas que tenía Florentino Pérez, pero tras algunos gestos polémicos para con la grada y algunas actuaciones bajas, el español decidió ponerlo en venta. Fue ahí cuando el Manchester United de Louis van Gaal lo adquirió en 75 millones de euros para que vendiera camisetas… sí, has leído bien, ¡PARA QUE VENDIERA CAMISETAS! Tras pocos partidos y un gran fastidio, el argentino abandonó el conjunto inglés para irse a jugar a Francia, más precisamente al PSG. Tras su salida declaró que no se sentía cómodo y que no le gustó que lo ficharan para que vendiera la camiseta número 7 del Manchester United que supo portar su ex compañero en Real Madrid, Cristiano Ronaldo.

Actualmente: Continúa en un PSG plagado de estrellas con Neymar, Cavani y Mbappé, por lo que su titularidad nunca está garantizada. Se rumorea que a fin de temporada podría emigrar nuevamente, luego de disputar el Mundial con Argentina donde es titular indiscutido, pero sin un destino concreto.

Compartir: