Sin lugar a dudas, la Juventus es uno de los grandes clubes en la historia de Europa, siendo el club que más ligas de su país posee y con un par de Champions en sus palmarés. Y como un club grande que es, necesitaba un estadio propio. Por eso inició en 2008 la construcción del Juventus Arena, inaugurado finalmente en 2011. Y desde que la Juve juega en este estadio los éxitos no han parado de llegar, con cinco Serie A consecutivas además de multiples copas y finales europeas. Precisamente en ese último ámbito, Europa, el Juventus Stadium ha sido un factor, ya que desde que la Juve juega ahí tan solo ha perdido un partido de competición europea en condición de local. Grandes equipos como el Bayern, Atleti, Barcelona o Madrid han visitado este estadio, sin éxito alguno.

La primera temporada en la que la Juve jugó en Europa con su nuevo estadio fue en la temporada 12/13, disputando la UEFA Champions League. En aquella edición la Juve ganó tres de los cinco partidos que disputó como local, empatando uno y perdiendo el otro, que a la postre sería decisivo para su eliminación de la competición. Tras llegar invicta como local a cuartos de final “La Vecchia Signora” cayó derrotada frente al Bayern por 0-2, mismo resultado que en la ida, y quedó apaeada de la máxima competición de clubes del mundo. En esa edición la Juve anotó 10 tantos como local, recibiendo tan solo tres, dos precisamente en esa única derrota.

A partir de ahí la Juve se ha mostrado invencible en su estadio. En la temporada 13/14, pese al fracaso europeo, mantuvo su feudo imbatido. Tras quedar tercero en su grupo de Champions y caer de rebote en Europa League, la Juve logró llegar hasta las semifinales de esta, donde tras caer 2-1 en la ida y no ser capaz de anotar en casa fue eliminada por el Benfica, a la postre subcampeón. En aquella edición la Juve ganó solo dos partidos en casa, empatando los cuatro restantes, con 10 goles a favor y siete en contra. 

 

El Benfica evito que la Juve disputara una final europea en su casa

 

En la siguiente temporada la Juve logró su primera gran participación europea desde la final disputada en 2003. Tras ganar cinco de seis partidos de local y empatar el restante, eliminando al Madrid en semifinales, la Juve perdió la final con el Barcelona de la MSN en Berlín. De local, la Juve anotó la gran cifra de 10 goles, recibiendo solo cuatro. El empate se dio frente al Atletico de Madrid, en una última jornada de grupo donde la Juve no se jugaba nada.

Sin embargo, en la temporada 15-16 volvió a bajar su nivel. Tras una fase de grupos donde ganó dos de sus tres partidos de local y perdió el primer lugar del grupo en la última jornada, le tocó verse con el Bayern en octavos. Los alemanes se pusieron 0-2 y parecía que se llevarían otra victoria de Italia. Pero los campeones italianos lograron empatar e irse con un 2-2 al Allianz Arena. Ahí serían nuevamente apeados, pese a ir ganando en el minuto 90. En esos cuatro partidos como local en dicha edición, la Juventus ganó y empató la misma cantidad de partidos (dos) anotando cinco goles y recibiendo solo en ese partido contra el Bayern.

 

La Juve perdió su oportunidad de eliminar al Bayern en los últimos instantes

 

En la pasada campaña la Juve repitió lo conseguido hace dos años, llegando a la final en Cardiff. En el camino previo logró ganar cuatro de sus seis partidos como local, empatando dos. Anotó nueve tantos y tan solo recibió dos. En el camino eliminó a equipos como Barcelona (tras golearle 3-0 en casa) y al Mónaco. Pero en la final, al igual que en 2015, no pudo dar su mejor imagen y cayó goleado por 4-1, quedandose a las puertas de obtener su tercera orejona.

En la presente temporada la Juventus ha logrado mantener su estadio como fortín. En la fase de grupos ganó dos partidos como local, empatando el restante 0-0 con el Barcelona. Ya en octavos empató con Tottenham, en un partido que iba ganando 2-0, que tuvo un penal para colocarse 3-1 y que finalmente empató a dos. Seis goles anotados como local y tres recibidos en su GV hasta la fecha como local en esta edición de Champions.

Desde su inauguración en 2011, la Juve ha disputado un total de 31 partidos europeos en su feudo, 28 en Champions y los tres restantes en la edición 13/14 de Europa League. De esos 31 partidos salió victorioso en 18 (58%), empato 12 (38%) y perdió tan solo uno, contra el Bayern en 2014. Ha visto puerta en 50 ocasiones, encajando 21 goles, convirtiéndose en todo un fortín.

Pese a que el equipo ha tenido temporadas irregulares en Europa, el hecho de poder ser tan fuerte de local es un plus que, a la hora de decidir una serie, puede ser vital. Ningún equipo quiere visitar Turín, porque saben que ahí les espera una Juve que en casa no se anda con cuentos.

 

El Bayern es el único equipo que ha sido capaz de ganar en el Juventus Stadium

Compartir: