Ronald Koeman se ha convertido para sorpresa de muchos, en el nuevo seleccionador de Holanda. El holandés de 54 años, es el nuevo inquilino del banquillo orange.

Koeman tiene la difícil papeleta de reconstruir un equipo muy dañado, que no estará presente en el mundial de este 2018. El técnico deberá de ponerse a funcionar con rapidez, para luchar y lograr la clasificación para la próxima Eurocopa.

Desde la final del mundial de Sudáfrica, en el año 2010, donde los holandeses perdieron contra la España de Vicente Del Bosque, la selección holandesa entró en un declive que les ha llevado a estar ausentes en la próxima cita mundialista. Recordar que los orange, tampoco estuvieron presentes en la Eurocopa del año 2016.

El pasado de Ronald Koeman como futbolista fue bastante brillante. Estuvo presente, en una de las mejores selecciones de Holanda, con el permiso de la naranja mecánica del 74 del mismísimo Johan Cruyff.

Koeman fue parte de la selección ganadora de la euro del 88, formada entre otros, por Ruud Gullit,  Frank Rijkaard o el mismísimo Marco Van Basten.

 

Koeman joven

Ronald jugó en los tres grandes de Holanda. Se formó en Ajax de Amsterdam y se retiró en el eterno rival, el Feyenoord de Roterdam. Previo paso por el PSV Eindhoven, con el que fue campeón de europa en el 1988. Pero si por algo va a ser recordado, es por haber sido quien marcó el gol más importante de la historia del Barça.

Koeman marcó el gol de Wembley 92, que supuso la primera Copa de Europa para el F.C. Barcelona.     

Su carrera como entrenador no es tan brillante como la que tuvo de futbolista. Nada más colgar las botas, formó parte del cuerpo técnico de Louis Van Gaal, en el F.C. Barcelona, como coordinador. Puesto que abandonó en el 99/00. Para hacerse cargo del Vitesse, lo que supondría, su debut al frente de un banquillo.

Se hizo cargo del Ajax en el 2001. Con él, ganaría, dos ligas, una copa y una supercopa de Holanda. Pero sus desavenencias con el director deportivo Louis Van Gaal y su poco éxito a nivel europeo, lo apartaron del club en la campaña 2005.

Pasó, sin pena ni gloria por el Benfica, donde estuvo una campaña. Para acabar regresando a Holanda, al PSV. Club con el que ganaría la liga in extremis. Lo que a la postre le llevaría a España, donde se haría cargo del banquillo del Valencia.

 En el equipo che nunca se entendió ni con plantilla, ni con afición y a pesar de ganar la copa, la afición che pediría su cabeza, por el mal devenir del equipo en liga.

De España emigró a Inglaterra. Su periplo como entrenador en las islas finaliza en Octubre del 2017, cuando deja el Everton.

 

La tarea que le espera a Ronald Koeman al frente del combinado nacional holandés no es fácil, pero lo cierto es que una Holanda fuerte y competitiva, engrandece los torneos continentales y mundiales.

Compartir: