El trayecto del AS Mónaco en el certamen continental comenzó en fase de grupos, instancia donde fue emparejado con equipos como PSV Eindhoven, AEK Atenas y el Deportivo La Coruña.
El conjunto dirigido en aquel entonces por Didier Deschamps, comenzó la liga de campeones con el pie derecho, derrotando 1×2 al PSV en condición de visitante y 4×0 al AEK Atenas en su estadio 4-0. Para el siguiente partido caería derrotado 1-0 ante el Deportivo La Coruña en Riazor. Esta sería su única derrota en esta fase.
Luego del traspié sufrido en Riazor, la escuadra monegasca tomaría venganza en su casa ante el Deportivo al endosarle una goleada de escándalo 8-3 con una actuación sensacional del croata, Dado Prso quien anotó cuatro goles en este compromiso. Con dos empates consecutivos en los últimos compromisos de fase de grupo conseguiría su pase a la siguiente ronda de la competición.
En los octavos de final se enfrentarían al Lokomotiv de Moscú, equipo al que eliminaron sin problemas con un global de 3-1. Fernando Morientes anotaría dos goles en la eliminatoria y comenzaba a tomar cada vez más un rol protagónico en el equipo.
En los cuartos de final se verían las caras con el conjunto más ganador de la competición, el Real Madrid. En esta oportunidad caerían derrotados 4-2 en el Santiago Bernabéu y luego en el estadio Luis II conseguiría dar la campanada de la temporada al darle vuelta a la eliminatoria venciendo 3-1 al cuadro merengue con una soberbia actuación de Ludovic Giuly y de Fernando Morientes, quien se convirtió en el verdugo del equipo dueño de su ficha (Real Madrid). El global quedó 5-5 pero avanzaría el Mónaco por los goles de visitante.
La semifinal sería ante el Chelsea FC a quien le pasarían por encima con una superioridad aplastante de 5-3 en el global de la eliminatoria. Nuevamente Fernando Morientes sería protagonista, ya que anotó dos de los cinco tantos conseguidos por su equipo en estos enfrentamientos.


La final se jugaría en Gelsenkirchen ante otro sorpresivo conjunto, el FC Porto del joven director técnico portugués, Jose Mourinho. Hasta aquí llegaría el sueño del equipo francés ya que mordieron el polvo al caer derrotados.

#ReseñaAngelHerreran