Manuel Agudo Durán, mejor conocido en el mundo del fútbol como “Nolito” es un habilidoso atacante que actualmente milita en el Sevilla FC tras una breve pasantía en el Manchester City de la Premier League y además es internacional con la selección de España. Pero, para llegar a donde se encuentra actualmente ha tenido que remar muchísimo con la marea en contra desde que era un niño. La dura historia de Nolito

Pues cuando era apenas un niño, su madre biológica nunca pudo encargarse de él por estar en prisión por esta razón, sus abuelos decidieron adoptarlo y hacerse cargo de su crianza, por ello pasó a ser un hijo más de sus abuelos (sus abuelos tenían 11 hijos) y se crío en un barrio muy humilde. Además, su abuela solicitaba ayudas al ayuntamiento para poder darle de comer y vestir a Nolito cuando era un niño.

Por esta razón, Nolito admite si reparos que sus abuelos son sus padres y tras el fallecimiento de su abuelo en 2008, cuando se da la ocasión le dedica sus goles. Hoy en día, agradece mucho a sus abuelos todo lo que le dieron durante su vida… es por este motivo que se ha hecho fuerte mentalmente ante las adversidades.

Hoy en día Nolito es uno de los atacantes más respetados del fútbol español y que espera recuperar su mejor versión esta temporada vistiendo los colores del Sevilla FC. Es increíble todo lo que ha tenido que superar, pero por fortuna su persistencia ha tenido una gran recompensa. 

Ángel Herrera