Artículo de; Ángel Herrera

El 9 de Marzo del año 2000 ha sido sin duda alguna una de las noches más increíbles que jamás haya vivido la afición del Celta de Vigo en su estadio, Balaídos pues esa noche los dirigidos en aquel momento por Víctor Fernández consiguieron una gesta al alcance de muy pocos equipos en el mundo: Derrotar por un marcador de cuatro goles a cero a la Juventus de Turín en una competencia europea.


Aquella noche en Balaídos el panorama no era nada positivo para los locales, pues tenían que remontar el 1-0 adverso que habían sufrido en la ida de los octavos de final de la Copa UEFA (Ahora Europa League) ante la Juventus de Turín. Mejor no pudo comenzar el encuentro para la oncena de Vigo, ya que el incansable mediocampista francés, Claude Makélélé abrió la lata al anotar a los treinta segundos de comenzado el partido, a partir de allí la Vecchia Signora no pudo hacer nada para detener a los anfitriones quienes no bajaron el ritmo durante los noventa minutos ante la mirada estupefacta de Zidane, Del Piero y Zambrotta quienes no pudieron evitar que el marcador finalizara cuatro goles por cero a favor del Celta de Vigo, convirtiéndose así en una de las mejores gestas de clubes españoles en competiciones europeas.

Estos fueron los protagonistas del encuentro:

Celta: Pinto; Velasco, Cáceres, Sergio, Juanfran; Makelele, Giovanella; Karpin, Mostovoi (Revivo, m.58), Gustavo López; y Benni McCarthy.

Juventus: Van der Sar; Ferrara, Montero, Mirkovic; Conte, Birindelli (Iuliano, m.62), Tacchinardi, Zambrota (Zidane, m.62); Davids, Del Piero y Kovacevic.

Goles:

1-0 (Makelele)

2-0 (Birindelli p.p)

3-0 (Benni McCarthy)

4-0 (Benni McCarthy)
No queda duda que es un día histórico dentro de la historia del Celta de Vigo y que será recordado durante muchísimo tiempo.

#ReseñaAngelHerreran