Gabi marcó los dos tantos del Zaragoza y Stuani el del Levante.

La causa que estaba congelada desde 2014, por supuesto amaño de partido entre el Levante y el Zaragoza, en la temporada 2010/2011, vuelve a estallar. En aquel partido, el Zaragoza venció a un inofensivo Levante logrando así la permanencia en La Primera División. Jugadores del elenco blanquillo tales como Leonardo Ponzio, Gabi y Ander Herrera, entre otros, han sido llamados a declarar.


Nos situamos en el 21 de mayo de 2011, las gradas del Riazor y del Ciutat de Valencia estaban colmadas y los aficionados expectantes. De un lado el Deportivo La Coruña recibiendo al Valencia, del otro, el Zaragoza visitando al clásico del Valencia, el Levante. Ambos equipos con posibilidades tantas de bajar de categoría como de permanecer en la élite. El Zaragoza era el que tenía las de perder, puesto que antes de comenzar la fecha, ya estaba en la zona roja y debía no sólo ganar, sino esperar que el Depor no ganara.

Finalmente, luego de un partido duro en Riazor, el Valencia logró derrotar por 2-0 al conjunto local, gracias a los tantos de Aritz Aduriz Roberto Soldado. En el estadio del Levante las noticias no eran las mejores. Con un doblete de Gabi y un posterior descuento de Christian Stuani, los Blanquillos lograrían el milagro de la permanencia y el Depor bajaría a la Liga Adelante luego de 20 años en la máxima categoría. En dicho partido, el Levante mostró un comportamiento inusual y poco profesional para estar hablando de una máxima categoría de una de las grandes ligas de Europa.

El escándalo comenzaría días después, cuando en las cuentas bancarias de los jugadores del Zaragoza ingresaría un dinero algo extraño. Dichos inciertos afirman que los dirigentes del Zaragoza depositaron ese dinero para que los jugadores lo enviaran a las cuentas de sus pares del Levante, pero estos declinaron la decisión y devolvieron el dinero a los dirigentes, quienes ellos mismos depositaron dicho dinero en las cuentas del club Granota, algo que hasta la fecha no se ha comprobado.

Gabi, actual jugador del Atlético Madrid, afirmó haber hecho lo que el club le pidió y negó tener constancia de cualquier pago al Levante, sin embargo, admitió haber recibido 85.000 euros por parte del presidente del Zaragoza que más tarde fueron devueltos. Ander Herrera, volante del Manchester United, declaró nunca haber estado involucrado en amaños de partidos. Finalmente, Leonardo Ponzio, número 5 y capitán de River Plate de Argentina, también se vio involucrado y miró para otro lado aludiendo a los dichos de sus compañeros.

Lo cierto es que tanto ellos como otros 35 futbolistas deberán declarar ante la Fiscalía de Anticorrupción, como lo hicieron en 2014, cuando el fiscal Alejandro Luzón había presentado una querella que imputaba a los jugadores de ambos clubes por el supuesto amaño del partido que decretaría como víctima del descenso al Deportivo La Coruña. Aunque aquella situación complicada parecía estar superada, nuevamente entró en clímax.

 

Compartir: