LIGA ITALIANA. ANÁLISIS.

Quizá sea la influencia de una plaza champions extra, o que el nivel medio de los últimos años esté subiendo, o que equipos que se alejaron de sus buenos tiempos quieren volver a ser grandes, quizá influye que otros equipos quieren ver cotas más altas… Pero lo cierto es que el nivel de la Liga Italiana (Calcio) está subiendo, y mucho.

En años anteriores todos sabíamos para dónde se iba a ir la liga italiana, destino Turín, al conjunto blanquinegro, y con una diferencia pasmosa ante el segundo, tanto en solvencia como en puntos. Da igual si la Roma empezaba con 10 victorias seguidas, si la Juve comenzaba sin ganar, si hincaba rodilla pronto, todos sabíamos que acabaría campeonando.

Lo cierto es que este año, por unas cosas y otras, el gran equipo que ha hecho el Milán, el gran juego que está desplegando el Nápoles, la seguridad que da el Inter, la presencia de la Roma, como único equipo que ha intentado asustar a la Vechia Signora, y la irrupción de un Lazio que ya ha sido capaz de arrebatarle la Supercoppa, hace presagiar que la Juventus no lo tendrá tan fácil, que puede darse una situación en la que, con la debilitación de la Juventus en el mercado, estos equipos aprieten, y no solo le quiten puntos sino que le puedan arrebatar la hegemonía.

AC MILÁN.

Recapitulando, todos conocemos el gran mercado que ha realizado el Milán con incorporaciones de mucho nivel, como las de André Silva, Ricardo Rodríguez o Mussachio, además de Bonucci, además de otras muy estimulantes como son Conti y Kessié, estrellas del Atalanta el pasado curso, así como fichajes de rendimiento inmediato como Çalhanoglou y el croata Kalinic, completando un 11 prácticamente nuevo, y un equipo que está hecho para, como mínimo, competir una cuarta plaza que dará acceso directo a la Champions League de la temporada que viene.

liga-italiana

INTER DE MILÁN.

Al otro lado de Milán, en el Inter, quizá la mejor incorporación sea la del técnico Luciano Spalleti, acompañado de Borja Valero y Matías Vecino como grandes apuestas para el centro del campo, Cancelo y Dalbert en los laterales, algo de lo que sufría mucho y donde ahora tiene dos auténticos estiletes, en un conjunto que ha conseguido retener a Icardi, Perisic y Joao Mario entre otros, siendo muy buenas noticias, en un equipo que quiere crecer a través del balón con una idea, la de Spalleti, muy ofensiva y ser un equipo divertido para el espectador. Un Inter que este año debería tener mimbres de sobra para competir con Milán, Nápoles, Roma y Juventus las primeras plazas de la Liga italiana.

ROMA Y LAZIO.

También la ciudad romana se parte en dos, azules y rojos, como si de Mánchester se tratara, en la que la Roma ha completado quizá unos fichajes de menos nivel, pero sí que es cierto que Monchi, gran incorporación para los despachos, ha dicho que lo mejor ha sido la continuidad de Strootman, Nainggolan, Manolas y Dzeko, y han incorporado, entre otros, a Defrel, Pellegrini, procedentes del Sassuolo, donde dieron un gran nivel, Kolarov, como fichaje serio para cubrir un puesto que no terminaban de cerrar, con Mario Rui y Emerson en la temporada pasada en el lateral izquierdo, así como el checo Schick, fichaje más caro del club, por 30 millones de euros, criticado por la afición, pero que el año pasado dio gran rendimiento en la Sampdoria.

Por su parte, la Lazio de Simone Inzhagi, creciendo en base a ese 3-5-1-1, pese a perder a Keita Baldé, está muy fuerte tras mantener un bloque importante, y conseguir retener a su indiscutible estrella, Ciro Inmobile. Entre sus incorporaciones destacan las de Nani y Lucas Leiva, el cual está teniendo un rol muy importante dentro del equipo, y la de Marusic, un chico montenegrino de casi 25 años que está teniendo más presencia de la que uno espera.

De la mano de Simone Inzhagi, con la comandancia atrás de De Vrij, la calidad de Nani y Felipe Anderson, la presencia de un centro del campo muy fuerte, capaz de ganar a cualquiera, y, por supuesto, los goles de un Ciro Inmobile que se presenta como uno de los mejores delanteros del panorama italiano, el conjunto azul espera poder ser la revelación de una liga italiana cada vez más dura y poder colarse entre los cuatro primeros.

Nápoles y Juventus, más favoritos que los anteriores. Pues su buen arranque, con pleno de victorias, que en las grandes ligas solo lo han conseguido ellos y el Barcelona, refrendan su estatus de favoritos.

JUVENTUS.

La Juventus, aunque debilitado en el mercado, sobre todo con la pérdida de Bonucci, pues no hay centrales de ese nivel, un pequeño bajón de juego, mostrando debilidades, con muchos de sus baluartes a los que les van pesando los años, y otros muy criticados como Costa o Higuaín, lo cierto es que los Biaconeri han conseguido sacar los resultados en liga, a pesar de la goleada en el Camp Nou. Con Matuidi, Bernardeschi, Douglas Costa y Sczesny como fichajes estrella, sobre todo para mejorar un banquillo que lo necesitaba, arroja un saldo de 6 victorias en 6 partidos de liga, con 18 goles a favor y 3 en contra, con un juego ascendente.

liga-italiana

NÁPOLES.

Por último, los napolitanos, quizá los que mejor arranque han tenido, arrojan un saldo muy parecido a los blanquinegros. Con Insigne, Mertens y Callejón un año más en la delantera, la mentalidad de Sarri va calando y cada vez se hace más visible. Un técnico con mucha personalidad, que desafía incluso a su presidente poniendo por delante las necesidades de un equipo que cada año se mejora a sí mismo.

Caso paradigmático en un fútbol que cada vez gasta más y más, y el Nápoles solo ha incorporado a Mario Rui en calidad de cedido y a Ounas, procedente del Burdeos por 10 millones de euros, así como ejecutar la opción de compra por Nikola Maksimovic, por tanto solo 2 incorporaciones, manteniendo un bloque que lideran Pepe Reina, Albiol, Hamsik, Insigne y Mertens, y que este año se presenta como la alternativa más fiable a la Juventus. Con el Sarrismo instalado en la ciudad hotrora iluminada por un tal Diego Armando Maradona. Los de Sarri arrojan 6 de 6, con 22 goles a favor, y solo 5 en contra, con un juego muy vistoso y divertido, y jugar a un intercambio de goles en el que los napolitanos suelen salir favorecidos.

Liga-italiana

OTROS EQUIPOS.

Resulta curioso mencionar que, mientras los de arriba crecen, los de abajo parecen empeorar. Con un Crotone que se salvó el año pasado in extremis, y un Benevento que no levanta cabeza, con 6 derrotas en 6 partidos, parece que hay dos claros favoritos al descenso, junto con el Hellas Verona, que, aunque haya hecho buenas incorporaciones, parece ser uno de los llamados a estar abajo y sufrir. También Genoa, SPAL y Udinese parece que este año tendrán problemas para estar en la máxima categoría del fútbol italiano.

Por su parte, Fiorentina, Torino y Sampdoria, tres equipos que crecen cada año y muestran un gran nivel, esperan poder competir con los 6 grandes y poder asaltar una plaza europea, que temporadas atrás Atalanta y Sassuolo han sido capaces de arrebatarles, y que este año esperan ser incómodos para los grandes y hacer un buen papel. Cagliari, Bolonia y Chievo Verona, con buenas incorporaciones, y buenos equipos, están llamados a estar entre los 10-12 primeros de la Liga italiana.

 

Liga-italiana

Lo cierto es que el nivel de la liga italiana está en aumento, con una clase media que está creciendo y alejado ya del antiguo catenaccio, que cada vez más quieren desplegar un juego atractivo, y una clase alta cada vez más cerca de poder competir con la élite europea.