El Irán – Japón de hoy lo presenciábamos como una final anticipada, y es que estábamos ante dos de las selecciones más potentes y de mayor calidad del campeonato, que junto con Corea del Sur partían desde el inicio con ese privilegio de favoritos. Hoy se enfrentaban en la primera semifinal para decidir si por su parte, Irán llegaba a la final y conseguir su 4º titulo continental y así empatar con Japón; o sin embargo, si los nipones pasaban y podrían conseguir su 5º Copa Asiática y así seguir siendo el referente en titulos  

Los alicientes estaban servidos, y el partido ha sido digno de una semifinal entre dos grandes selecciones del continente, que ya dejaron sensaciones muy buenas el pasado Mundial de Rusia. Japón venía con una racha increíble de todo victorias desde que comenzó el torneo (5/5 encuentros) y eso que se ha enfrentado a conjuntos que venían con alto caché como Uzbekistán o Arabia Saudí. Mientras Irán ha ganado todo, menos un empate que cosechó en el grupo frente a su vecina Iraq, aún así ha dejado en cuartos a una renovada República de China con Wu Lei a la cabeza

El partido estuvo equilibrado hasta que Japón abrió el marcador por medio de Osako (que hizo doblete) en una maniobra de engaño por parte de Minamino que fingió una falta al borde del área, para después mientras la defensa iraní estaba discutiendo con el árbitro aprovecharlo y ponerle un centro medido a la cabeza del delantero del Werder Bremen. El segundo gol vendría desde el punto de penalti, tras una mano rigorusa dentro del área, que transformaría el mismo Osako. Le dió la estocada final Haraguchi que se fue en velocidad por banda y cruzó un balón ante la triste mirada de la afición iraní

Lo cierto es que, Irán llegaba fuerte a la cita; encima tenia a dos de sus estrellas enchufadas como Azmoun y Jahanbakhsh, pero hoy sobre todo el primero no apareció; y eso lo pagó caro. Japón es un conjunto que en todas las líneas tiene jugadores de gran calidad y además otros de mucha experiencia, podemos encontrar una defensa que salvo Tomiyasu (central jóven que juega en Sint – Truiden) todos los demás juegan o han jugado en las grandes ligas  y competiciones europeas; Nagatomo (Galatasaray), Yoshida (Southampton) y Sakai (OM). Un centro del campo con Endo – Shibasaki para tener mucho control de balón, extremos rápidos con Haraguchi y  Ritsu Doan (Groningen) que es la futura estrella por la que se pelea media europa; y arriba una pareja que se complementa a la perfección como Minamino (RB Salzburgo) y Osako, capaz los dos de salir de su posición, tirarse a banda y el otro entrar al remate (como vimos en el primer gol), luchar balones por arriba Osako para descargar a Minamino…

Un sinfín de variedades tácticas que además se respaldan con un banquillo con calidad suficiente, ya que Inui, Shiotani o Muto dan ese plus que necesita cualquier selección ganadora

Tras ganar su última Copa Asia en 2011 ante Australia; y que en la de 2015 no llegó a semifinales; es la oportunidad perfecta para conseguir su 5º título continental y liderar más firmemente esa clasificación dónde va 1º con 4 títulos, 2º Arabia Saudita con 3 y 3º Irán con 3 campeonatos. El 1 de Febrero saldremos de dudas