El pasado martes en la Universidad del País Vasco pudimos disfrutar de una charla con Miguel Ángel Román, uno de los narradores más potenciales de España, así como Carlos Martínez, el difunto Andrés Montes, etc… Miguel Ángel Román, actualmente trabaja en la redacción de Bein Sports, narrando los partidos de la Champions League y la Europa League, así como partidos de la Liga Santander. Como todos los periodistas, el también tuvo sus inicios: “Después del primer semestre de periodismo me estaba aburriendo como una ostra. Tenía un compañero de clase que dirigía un carrusel en Lleida y allí empecé. En segundo de carrera narré mi primer partido y me gustó, y así empecé, mi idea no era ser periodista deportivo”. Y así comenzó, uno de los referentes de muchos de los y las que actualmente queremos aspirar a ser periodistas o narradores deportivos.

Sorprendentemente, el periodista deportivo de Bein Sports en sus primeros pasos por las llanuras del periodismo, quería tirar por la política, tal y como confesó en la charla: “Yo no quería hacer fútbol, yo estoy haciendo fútbol de rebote. Yo quería hacer política”. Y ahora se encuentra en la cúspide, narrando partidos que cualquier aspirante a periodista deportivo querría narrar, codeándose con grandes y destacados personajes futbolísticos como Palop, con quien viene narrando los partidos del Sevilla FC en su trayectoria en la competición rey de Europa, la Champions.

 

“No hay mayor kiosko que Twitter en este momento”

Miguel Ángel, no solo nos habló de sus inicios en el mundo del periodismo, sino también de sus inicios en el mundo de las redes sociales, de su forma de irrumpir en ellas y de lo fundamentales y necesarias que son para nosotros y nosotras, los y las periodistas. Las redes sociales levantan la curiosidad a cualquiera, pero el periodista debe tener un plus de curiosidad por un contenido que no es el suyo, por la diversidad de opiniones y contrastes: “Yo me acerco a las redes por curiosidad, creo que es algo que debemos tener todos los periodistas, sentir curiosidad por lo que pasa a nuestro alrededor, mirar, observay explicar”.

Al margen de la curiosidad que levanta Twitter, se encuentran las directrices que te pueden imponer los de tu medio a la hora de usar la red social del pajarito azul, que se basan en el sentido común, donde tu nombre y tu cuenta “van un poco asociadas al canal”.

 

“La vida del periodista es estar dudando continuamente.”

En definitiva, Twitter ha dado un vuelco al periodismo ofreciendo inmediatez, precisión, diversidad de opiniones, interacción entre usuarios, etc., tal y como argumenta M. Ángel Román: “Las redes sociales son un foro de debate, hay que contaminarse de las ideas de los demás, que los compañeros te ofrezcan puntos de vista distintos, que la audiencia te de otros puntos y  te haga dudar”. Todo ello hace al oficio periodístico más enriquecedor, gracias al feedback que ofrece Twitter con la audiencia, tal y como admitió M. Ángel Román. Cabe destacar que Twitter es una red muy amplia, a la que cualquier individuo tiene la posibilidad de acceder. Por lo tanto, podremos encontrarnos con gente que esté en Twitter solo para insultar, cotillear, entrometerse, divertirse, etc., pero los periodistas estamos para compatibilizar la herramienta con nuestro oficio, y de está manera publicitar nuestra marca, como explicó M. A. Román: “Nosotros no podemos ir a Twitter a hacer el pringado, sino a emplear esa herramienta para ejercer nuestra pasión que es el periodismo. Y yo creo que esa es la idea principal con la que debemos quedarnos de las redes, que se han convertido un poco en un estercolero.”

 

“Hace unos años no era necesario venderse, ya lo hacía tu medio.”

Hace no tantos años, el periodismo y el fenómeno de Internet, no se habían fusionado. Sin embargo, parece que el periodismo bebe de Internet, y los y las periodistas también. Anteriormente, los periodistas no necesitaban venderse, es decir, ya los promocionaba su medio y de ahí, se daban a conocer. Te podía gustar o no lo que redactaban, pero era lo que había. Todo aquello se ha transformado. Ahora, las nuevas generaciones de periodistas se exponen a un nuevo mundo y piden paso, tal y como cuentan Ecos del Balón en su serie, “Nuevo Mundo” del canal de Youtube. En definitiva, nuestra marca de periodistas debe estar en las redes sociales y debemos estar activos, después los usuarios tienen la oportunidad de hacer una selección del contenido, y así, cada periodista marca su audiencia.

“Mi hija ve Youtube y a mi me parecía una tontería.”

El periodista de Bein Sports abrió su canal hace tres meses y cuenta con 13 vídeos, el último de ellos en su visita a Bilbao. No es el único periodista de la redacción de Bein Sports que tiene su hueco en Youtube. Ródrigo Fáez, presentador de BeInside y Los Lunes al Gol en Gol, lleva dos años en Youtube. Miguel Ángel Román confiesa que el fundamental y principal motivo de abrirse el canal fue por su hija, “Tengo una niña de 13 años y no ve la televisión. Mi hija ve Youtube, y a mi me parecía una tontería“. La dinámica de los vídeos de Miguel giran entorno al background de sus previas, partidos, viajes, etc., así como vídeos mostrando sus trucos para narrar de forma más habilidosa, para que los futuros periodistas puedan empaparse de aquellos consejos. “Una de las cosas que explico en el canal de Youtube es lo que no se ve, como es el oficio por dentro, como se prepara un partido, como se documenta uno para afrontar una retransmisión, para hacerlo bien, que ocurre antes de una previa”.

 

 

“Ser apasionados, pero no del fútbol, del periodismo”

El oficio periodístico tiene una virtud muy importante, y es que mayormente nos mueve la pasión. El periodismo es una forma de expresión, donde todo empieza en un lienzo en blanco y el periodista le da forma, color y sale un reportaje, una noticia, una entrevista, una narración…Aunque cabe destacar, que el periodismo se encuentra en un momento complicado, donde la forma de pescar audiencia se ha modificado, buscando obtener el mayor volumen de audiencia como objetivo, mostrando contenido sobre Barça y Madrid, sin incidir en los demás equipos ligueros que no levantan tanta audiencia. “Cambiar el discurso, en función de la audiencia, traicionando los principios básicos del oficio, eso no lo puedes hacer nunca. La gente cada vez se pone mas en un criterio de audiencia, que periodístico. Lo bueno que tenemos los periodistas es la credibilidad, buen hacer y nuestro trabajo”.

 

La idea final de las redes sociales

Miguel Ángel Román quiso cerrar el uso de las redes sociales para los periodistas con una idea final, “Las redes sociales están muy bien, son útiles y tenemos que estar ahí. Al final son vehículos, Twitter es como un periódico, Facebook es como la radio e Instagram o Youtube como la televisión. Para nosotros lo importante, no es tanto el vehículo, sino que nos sirve para aprender nuevos lenguajes, nuevas maneras de expresarnos. Pero para nosotros lo importante es el contenido con el que lo rellenamos, haciendo periodismo, siendo periodistas y hacer nuestro trabajo para complementarlo con las redes sociales.”

 

Compartir: