En los últimos meses hemos leído muchísimo sobre Carlos Soler desde que fue promocionado al primer equipo del Valencia CF y se asentó en el once inicial del equipo por su gran calidad y talento sobre el terreno de juego. Sin embargo, estuvo cerca, muy cerca de no ser ni siquiera futbolista profesional… sobre todo por su timidez. El motivo por el cual Carlos Soler es futbolista

Cuando era un niño, surgió la posibilidad de que Carlos pasara a formar parte de un equipo de fútbol para desarrollar su talento y, ¿por qué no? ser profesional en algún momento. Pero todo esto, no pareció interesarle mucho al mediocampista del Valencia quien admitió, años más tarde que debido a su timidez estuvo a punto de descartar esa posibilidad y dedicarse a tener una vida normal. Fue entonces cuando su abuelo apareció y le prometió que si ingresaba a un equipo, él le regalaría un ‘Game Boy’ fue gracias a esto que Soler decidió intentarlo y dedicarse a la práctica del fútbol.

Desde ese momento, las cosas empezaron a ir muy bien para él hasta hoy en día donde es un pilar fundamental del Valencia CF y una de los jóvenes más prometedores del fútbol español en la actualidad. Todo gracias (en parte) a su abuelo quien lo motivó a practicar fútbol cuando él no quería.

Ángel Herrera