En la temporada 2002/2003, la Real Sociedad protagonizó una de las mejores temporadas a lo largo de su historia. Ese año se le escapó el título en la última jornada, pero los componentes de ese equipo siempre quedarán en el recuerdo del aficionado txuri-urdin. Nombres como Karpin, De Pedro o un jovencísimo Xabi Alonso que empezaba a despuntar. Aunque dos son los jugadores que más contribuyeron en el éxito de aquella Real Sociedad de principios del nuevo milenio, el turco Nihat Kahveci y el serbio Darko Kovačević. Durante estos años formaron una dupla letal y fueron responsables de gran parte de los goles gritados por los aficionados del equipo realista.

 

Alineación de gala durante la temporada 2002/2003.

Alineación de gala durante la temporada 2002/2003.

 

Nihat llegó a Anoeta de la mano del entrenador John Benjamin Toshack que aconsejó su fichaje ya que había entrenado al turco en el Besiktas. El rendimiento del delantero en su primer año no fue el óptimo, ya que se incorporó al equipo en invierno debido a una lesión de rodilla y además ocupaba por entonces la demarcación de extremo derecho, bastante más alejado de la zona de ataque que acostumbraba a ocupar. Sin embargo, todo cambio en la siguiente temporada. El turco, al igual que el resto de sus compañeros, cuajó unas actuaciones increíbles jornada tras jornada. Sumó nada más y nada menos que 23 goles, que le llevaron a ser el pichichi de la Liga, junto con Ronaldo Nazario. Los siguientes años que vistió la camiseta de la Real Sociedad, también fueron buenos pero sin llegar a la brillantez de la temporada en la que se consiguió el subcampeonato. El pequeño delantero turco jugó un total de 131partidos, en los que marcó 57 goles. Su aventura en tierras guipuzcoanas terminó en el año 2006, cuando la Real quiso venderlo en vez de renovar su contrato ya que el club necesitaba el dinero porque en esa época se encontraba en una grave crises económica e institucional. A Nihat le hubiera gustado seguir en el equipo txuri-urdin ya que era un ídolo de la afición, pero debido a la situación del club fichó por el Villarreal.

 

Nihat celebra un gol conseguido ante el Athletic de Bilbao.

Nihat celebra un gol conseguido ante el Athletic de Bilbao.

 

Seguramente, uno de los jugadores más queridos en la historia de la Real Sociedad es Darko Kovačević. El delantero serbio vivió dos etapas en el club de la ciudad de San Sebastián. La primera de ellas fue de la temporada 96/97 a la 98/99 en las que tuvo un buen balance goleador desde su llegada. A pesar de sus brillantes registros y de ser uno de los responsables de que la Real disputará la Copa de la UEFA, tuvo una relación tensa en su primera etapa con la afición. Finalmente se acabó marchando a la Juventus de Turín dejando mucho dinero en las arcas del club. Tras tres años de aventuras en la Serie A, donde nunca llegó a mostrar el potencial que atesoraba, regreso al equipo vasco en la temporada 2001/2002. El serbio se convirtió entonces en el fichaje más caro de la Real Sociedad hasta ese momento, el dinero pagado no fue en vano, ya que formó junto con Nihat una de las duplas más goleadoras de la historia de la Liga. Durante esta nueva etapa en la Real Sociedad se reconcilió con la afición, que lo considera uno de los mejores delanteros de su historia. En total disputó 286 partidos con la camiseta blanquiazul, en los que anotó 107, siendo el máximo anotador en Anoeta y el extranjero que más veces ha vestido los colores de la Real Sociedad. Cuando el equipo descendió, fichó por el Olympiacos griego, pero estaba dispuesto a bajarse la ficha para continuar aunque las lesiones habían lastrado enormemente al gran delantero serbio. Nunca sería el mismo.

 

Kovačević celebrando un gol en su última etapa.

Kovačević celebrando un gol en su última etapa.

 

Sin duda alguna, todo txuri-urdin que se precie recordará aquellos partidos en los que formaban en la punta de ataque el “15” junto al “9”, aquella pareja que tantas alegrías dio a la parroquía blanquiazul. Nihat y Kovačević, Kovačević y Nihat. Una de las mejores duplas goleadoras en la historia de la Liga.

 

Compartir: