Artículo de; Ángel Herrera

El 22 de Septiembre del año 2005 se produjo el debut del defensa inglés, Jonathan Woodgate tras estar trece meses de baja por problemas musculares que venía arrastrando desde su etapa en el Newcastle United.

El debut de Woodgate

La suspensión de Sergio Ramos y la lesión de Iván Helguera no dejó otra opción al estratega brasileño, Vanderlei Luxemburgo de dar ingreso a Woodgate en el primer tiempo del partido que disputaba el Real Madrid ante el Athletic de Bilbao.

La situación no pudo empezar peor para el ex jugador de las urracas pues al poco tiempo de estar en el terreno de juego anotó desafortunadamente un gol en propia meta, dejando a todos los aficionados sin palabras para describir la situación.

Sin más sobresaltos, en el segundo tiempo recibió su segunda tarjeta amarilla del partido y fue expulsado, siendo esta la guinda del pastel para un nefasto debut defendiendo los colores del Real Madrid y uno de los peores estrenos de un jugador que jamás se recuerden en la historia de este deporte.

La trayectoria de Woodgate pasaría con más pena que gloria en el cuadro merengue y terminaría abandonando el equipo para volver a la Premier League de Inglaterra.