Del jugador que hoy venimos a hablar es algo curioso. Él es Rafael Van der Vaart. De estrella a fracaso. Futbolista holandés de madre gaditana, natural de Chiclana de la Frontera.

 

Un futbolista internacional con un gran curriculum, disputando dos mundiales (semifinalista en uno de ellos) y tres Eurocopas.

Formado en las categorías inferiores del  Ajax de Ámsterdam. El 19 de abril de 2000 debutó en el primer equipo del Ajax de Ámsterdam, en un partido contra el FC Den Bosch que finalizó 1 a 1. En la temporada 2000-2001, ya empezó a brillar al marcar 7 goles en los 27 partidos que jugó con el club neerlandés. El muchacho que residía hasta hace unos meses en una caravana, dentro de un humilde poblado, se convirtió en el líder del juego ofensivo de su equipo desde la mediapunta.

Fue galardonado como “Golden Boy”, mejor jugador joven, en 2003.

En su última campaña en el Ajax jugó 22 partidos y marcó seis goles. Pero era un secreto a voces que Van der Vaart cambiaría de aires. Sorprendentemente, el histórico Hamburgo se adelantó a clubes españoles e italianos y se hizo con su fichaje tras abonar 5,5 millones de euros al Ajax el 28 de mayo de 2005. Allí recuperó su juego y fue uno de los jugadores más destacados de su equipo en la temporada 2005/06. En este club es donde se produce su primer lío. Durante el verano de 2007 recibió ofertas, entre ellas del Valencia CF, por lo que el jugador presionó para fichar por el club levantino pero no fue posible. Tanto es así que poso con la camiseta del Valencia, hecho que no gustó nada a la hinchada del Hamburgo, que lo recibió con muchas criticas e insultos.

Resultado de imagen de van der vaart valencia

Pero fue finalmente el 31 de julio de 2008 cuando llega a la Liga española, fichando por el Real Madrid, un traspaso que rondó los 13 millones de euros. Llegó al Real para sustituir a su compatriota Wesley Sneijder. Como jugador blanco tuvo luces y sombras en sus dos temporadas en Madrid. Disputó 75 partidos y marco 12 goles en todas las competiciones.

En la temporada 2010-20011 ficha por el Tottenham Hotspur pagando al Real Madrid 11 millones de euros y cuajando dos buenas temporadas en el conjunto inglés. Luego se produjo su vuelta a Hamburgo, donde no fue el mismo y tras 3 años alternando la titularidad con el banquillo quedó libre y el Betis, que sabia de el amor que siente por Chiclana de la Frontera (Cádiz), lugar de residencia de algunos de sus familiares, lo fichó.

En unas declaraciones afirmo: “He prometido a mi abuelo que terminaré mi carrera en el Cádiz” y, ya sabemos cómo es Cádiz, horas después ya hacían camisetas con su nombre:

Resultado de imagen de van der vaart cadiz

Van der Vaart quedaba libre y quería estar cerca de su familia, es aquí donde entró el Betis para fichar a un jugador con 32 años pero con mucho talento y una gran trayectoria. El nuevo director deportivo del Betis, Eduardo Macià, le sedujo con una propuesta que explicó el mismo futbolista: «Me dijo que venía al cuarto equipo de España». y así fue como Rafael recaló en el Real Betis Balompié, que lo ficho por 3 temporadas. Pero la lesiones y la buena vida en Sevilla hicieron que Van der Vaart se llevara muchas criticas. y con razón. Tan solo jugó 7 partidos en el Betis, dos de ellos en copa, y no consiguió ningún gol. Debido a su rendimiento y al arte Sevillano, se pudieron ver imágenes como esta:

barrr

Ahora, a sus casi 34 años, prueba suerte en Dinamarca con el equipo F.C. Midtjylland que disputa la Europa League, donde ya ha conseguido marcar un gol.

El fútbol tiene estas historias tan curiosas. Como un jugador que apuntaba muy alto se ha quedado a mitad de camino. Ni pudo triunfar en el Betis ni tampoco parece que pueda cumplir la promesa de jugar en el Cádiz.

Rafi, un tipo peculiar.